domingo, 21 abril, 2019
últimas noticias

Informe de estado global

Los accidentes de tráfico siguen siendo una asignatura pendiente. Según la OMS, los accidentes de tráfico son la octava causa que mas muertes provoca, por delante de enfermedades como el VIH o la tuberculosis. Pese a los avances logrados en la legislación de la seguridad vial, los datos revelan que no han sido los esperados. Así lo refleja la ONU que tenía previsto reducir a la mitad las muertes por accidentes de tráfico entre 2016 y 2020.

Los accidentes de tráfico se convierten así en la principal causa mundial de muertes en niños y adultos jóvenes entre 5 y 29 años. Los datos muestran que hay más riesgo de siniestralidad en países con menor renta per cápita. Los países de ingresos medios y altos también han tenido más éxito cuando se trata de reducir el

número de muertes en el tránsito: entre 2013 y 2016, hubo reducciones en 48 países de ingresos medios y altos. Por lo tanto, América y Europa son los continentes que presentan una tasa de mortalidad en accidentes de tráfico mucho menor que África o el sudeste asiático. A nivel mundial hay 5 factores de riesgo: el 29% de las muertes son ocupantes de automóviles, el 28% son los que usan vehículos de dos y tres ruedas motorizados, el 26% son peatones y ciclistas, y el 17% restante son usuarios de carreteras no identificados.

Sin embargo, no todo son datos negativos. Según el informe de la OMS, de los 175 países mostrados en el estudio, 140 de ellos ya están trabajando en estrategias para mejorar la seguridad vial de su país respectivamente. El informe revela que mejorar la infraestructura de las carreteras es fundamental para mejorar la seguridad de las carreteras.

España cerró el 2018 con un total de 1.180 muertos en las carreteras, un 1,5% menos que en 2017. Parece un dato insignificante, pero el año pasado aumentaron los desplazamientos y el numero de conductores en nuestro país. Sin embargo, aún hay mucho margen de mejora y en eso es lo que está trabajando la DGT.

Desde Indemnización Directa aconsejamos respetar los límites de velocidad de las vías para poder reducir la siniestralidad vial.

Javier Navarro